Archdioces of Milwaukee Print Logo  

CARTA ENCÍCLICA
DOMINUM ET VIVIFICANTEM

La Iglesia profesa su fe en el Espíritu Santo que es “Señor y dador de vida”. Así lo profesa el Símbolo de la Fe, llamado nicenoconstantinopolitano por el nombre de los dos Concilios —Nicea (a. 325) y Constantinopla (a. 381)—, en los que fue formulado o promulgado. En ellos se añade también que el Espíritu Santo “habló por los profetas”. Son palabras que la Iglesia recibe de la fuente misma de su fe, Jesucristo. En efecto, según el Evangelio de Juan, el Espíritu Santo nos es dado con la nueva vida, como anuncia y promete Jesús el día grande de la fiesta de los Tabernáculos: “ Si alguno tiene sed, venga a mí, y beba el que cree en mí “, como dice la Escritura: De su seno correrán ríos de agua viva”.1 Y el evangelista explica: “Esto decía refiriéndose al Espíritu que iban a recibir los que creyeran en él” 2 Es el mismo símil del agua usado por Jesús en su coloquio con la Samaritana, cuando habla de una “fuente de agua que brota para la vida eterna”,3 y en el coloquio con Nicodemo, cuando anuncia la necesidad de un nuevo nacimiento “de agua y de Espíritu” para “entrar en el Reino de Dios”.4 - De San Juan Pablo II Sobre El Espíritu Santo En La Vida De La Iglesia Y Del Mundo

Para leer más sobre este tema haga clic aquí.  

This site is powered by the Northwoods Titan Content Management System
X
 

The Archdiocese of Milwaukee

3501 South Lake Drive
PO Box 070912
Milwaukee, WI 53207-0912

Phone:  (414) 769-3300
Toll-Free: (800) 769-9373
Fax:  (414)  769-3408